Una casa limpia sin demasiado esfuerzo

Es posible realizar las labores domésticas sin demasiado esfuerzo, la clave es simplificar las tareas y así lograr tener un poco más de tiempo para nuestros pasatiempos favoritos, o disfrutar más de nuestra familia, a continuación algunos tips que pueden servir para organizar las tareas domésticas sin desgastarnos demasiado:

Por favor, sácate los zapatos
Aunque pueda sonar un poco extraño la primera vez que se lo digamos a nuestros invitados y familiares, seguramente pronto se acostumbran, y así nuestro piso siempre lucirá radiante, ahorrándonos al mismo tiempo mucho tiempo y energías en su limpieza.

Simplificar las compras
Si las realizamos por internet, o tenemos a mano papel y lapiz para apuntar lo que se nos viene a la mente, podemos armar una buena lista para no caer en la tentación de comprar cosas que no necesitemos solo porque lucen atractivas en el supermercado o estan de oferta, de esta manera, ahorramos tiempo en hacer las compras y también en almacenar productos que en realidad no necesitábamos o para los cuales no teníamos el espacio.

Cocinar de más y congelar
Si preparamos menestras, o salsa para tallarines, podemos hacer el doble o triple de lo que usaremos ese día, para guardarlo en tapers y congelar, de esa manera, podemos tener algunas comidas listas para usar, ahorrándonos tiempo en su preparación y en limpieza de cocina y lavado de ollas!

Dos cestas
Dos canastas para la ropa sucia, una para la de color y otra para la blanca pueden marcar una diferencia! puedes enseñar a todos en casa a dejar en las diferentes canastas la ropa, de manera que ya no sea temible el día de lavado, incluso los niños pueden echar una manito y estar felices en poner y sacar la ropa de la lavadora, poner el suavizante/detergente, y claro, presionar los botones se puede convertir en un premio!

Adiós plancha
Se pueden usar suavizantes de ropa que ayudan a que no se formen muchas arrugas, y también colgarlas usando colgadores (si no tenemos secadora) de manera que estarán listas para guardar tan pronto estén secas, además de ahorrar tiempo, también ahorramos electricidad!

Menos cosas, más tiempo
Sí, reducir la cantidad de objetos (ropa, calzado, adornos) nos puede dar más libertad y tiempo, pues pasaremos menos tiempo lavando, guardando y cuidando, mientras que ayudamos a otras personas en situaciones de necesidad que puedan encontrar muy útiles nuestras donaciones.

Adelantar lo que puedas
Si notas que te sobran un par de minutos, es una buena inversión emplearlos en adelantar algún trabajo para el día siguiente, por ejemplo, dejar puesta la mesa para el desayuno, pegar un botón, etc, no solo será un alivio en el trabajo doméstico, sino que nos brindará una sensación de control y felicidad.

Pedir ayuda
Sí, todos pueden colaborar, grandes y pequeños, y sentirse contentos por colaborar con una casa ordenada y limpia, se pueden repartir pequeñas tareas para los pequeñines, enseñándoles a realizarlas, y teniendo mucha paciencia al inicio, pues es probable que no les salgan perfectas, felicitándoles y premiándolos por su gran ayuda.

Esta entrada fue publicada en Organización, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>